Busca el producto que desees:



Dónde y cuántos hidrantes instalar
Cuando un incendio ha desbordado las primeras oportunidades de extinguirlo, cuando se ha hecho precisa la intervención de dotaciones adiestradas y que precisarán agua en abudnancia, entonces depende de los hidrantes y de la red de agua que los alimenta la salvación de las vidas y de los bienes materiales.

El próximo RISPCI (prev.2011) puesta al día del RIPCI (Protección Contra Incendios en general, de 1993/98) armonizará sus criterios con, y recogerá aportaciones:
- del CTE (Código Técnico de Edificación) en su DB SI, más enfocado a prevención y evacuación, sustituto y heredero de las NBR-CPI precedentes (Norma Básica de Edificación).
- del RSCIEI (Incendios en Establecimientos Industriales)
Pero sobretodo compilará el consenso y las enseñanzas de los profesionales, sobretodo de Servicios de Extinción, Laboratorios de Ensayos y avances en Instalaciones de PCI.
La disposición que responderá a la pregunta de dónde y cuántos hidrantes instalar será (y de hecho es ya en numerosas Ordenanzas de Prevención):

- Cada 100m (máx) en zonas urbanas: alcance límite con 4 mangueras de 25m acopladas.
- Cada 40m (máx) en otras zonas (sobretodo zonas industriales): requisito para prevenir la propagación de incendios que suele suceder en horizontal primordialmente.

En zonas industriales y/o donde no esté justificado el caudal de incendios por la red de agua potable, habrá quien deba contar con reserva propia de agua, bombas (eléctrica y Diesel), hidrantes de columna y lanzas apuntando a tanques de sustancias inflamables, además de los sistemas de BIEs y rociadores que sean aplicables.

En cualquier zona, industrial o urbana, los criterios del DB SI (Documento Básico Seguridad contra Incendios) constituyen la guía de referencia para ubicar los hidrantes sin entorpecimiento para el tamaño y maniobrabilidad los vehículos autobomba.

En zonas urbanas, estas dotaciones acceden, toman y presurizan agua de los hidrantes, haciéndola llegar a las puntas de lanza en primera línea de fuego, en las condiciones de caudal y presión en que haya de hacérsele frente según la estrategia y táctica de los especialistas: chorro concentrado, cortina de agua pulverizada, espuma, agua nebulizada...

Por el tipo de uso de un establecimiento y la superficie: el DB SI del CTE establece:
- Un primer hidrante como mínimo para muchos tipos de uso de establecimientos públicos.
- Un hidrante adicional por cada ej. 10000m2 adicionales a partir de los primeros 10000 (o 5000)m2 siempre contados según fórmulas del DB SI.

En el DB SI no se especifica cuántos m3 de agua hay que prever para proteger un riesgo:
Aquí es donde el coeficiente Kv del catálogo cobra su verdadero significado.

Aunque la Kv es una función según una diferencia de presión variable, para una ΔP=1 bar, que será el mínimo más desfavorable con el cual contar en la estrategia de ataque a un fuego, el coeficiente Kv se simplifica a una cifra: Kv indica el caudal ofrecido por el hidrante:
150m3/h (2500 lts/min) para hidrantes DN100 según RIPCI o con Marca  de AENOR
 75m3/h (1250 lts/min) de exigencia básica de la Norma UNE-EN 14339 o del marcado  

Toda Instalación debe compilarse en un proyecto visado por técnico competente y debe siempre ser sometida al examen por el SPEIS (Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento) competente en el lugar concernido.

Lo expuesto son orientaciones básicas útiles en la fase de proyecto. Pradinsa pertenece a la Asociación de fabricantes Tecnifuego-AESPI, en cuyo marco estamos participando en la citada puesta al día del RIPCI.



Descargar archivo Descargar archivo
Inicio | Pradinsa | Certificados | Partners | Productos | Novedades | Noticias | Descargas | Clientes | Contactar | Mapa web | Aviso legal
Pol. Ind. Can Castells, Carlos Buigas, 3-K, 08420 CANOVELLES (Barcelona) pradinsa@pradinsa.com +34 902 154 295